El AIR WAY BILL, es el documento de conocimiento de embarque aéreo, en el cuál se consignan datos de embarcador, intermediario y destinatario. Este documento otorga la autoridad para poder desconsolidar la carga y refiere los métodos de pago aplicados por aerolínea, pudiendo ser PRE PAID y COLLECT.

En el caso de utilizar esta modalidad de servicio de transporte, debemos de tener claro que los datos en el área de EMBARCADOR, CONSIGNATARIO, INTERMEDIARIO (siendo este último la agencia contratada por el consignatario para la desconsolidacion de carga), son introducidos por el agente embarcador en origen, y no pueden existir errores, tomando como datos principales los inscritos antes las autoridades pertinentes o/y provistas por cliente, mediante documentos de respaldo, siendo en Guatemala PATENTE y RTU. Al igual en este documento deberán de ingresar la cantidad de bultos, peso neto y volumétrico, como el costo del flete, vuelo e itinerio asignado por línea aérea.

Si eres un importador/exportador que buscas o ya tienes un agente de carga debes de revisar que este cuente con los permisos de desconsolidacion ante SAT, y certificaciones como IATA y ser miembro de gremiales que respalden su operación siendo una de las principales la WCA. Con esto garantizas una operación sin contratiempos por intermediarios, como aplicar correctamente las leyes comerciales internacionales y partidas tributarias correctas, que minimizaran a mediano plazo los gastos finales, evitando tener multas, retrasos por trámites aduanales y posibles auditorias por SAT derivado de aplicaciones incorrectas durante las operaciones de importación.

Al momento de realizar los trámites de desconsolidación deberás de proporcionar a tú agente de carga, el AWB original fletado con sus 3 copias correspondientes que en la mayoría de los casos son entregados por la línea aérea al momento de recibir la notificación de arribo teniendo un costo por entrega de documentos adicional al costo de flete, al igual deberás de entregar el packing slip el cuál detalla los productos que contienen los bultos importados y que deben de ser precisos (no podrán declararse ni menos ni más piezas), Invoice o factura comercial proporcionada por el proveedor a quien has comprado el producto, comprobante de transacción bancaria. Sugerimos que estos documentos sean presentados previo al arribo de la mercadería, ya que ayudara a que el equipo de análisis aduanero pueda determinar si existe algún error que puede ser corregido previo a presentar la declaración ante SAT.

Recibirás un borrador de la DUCA (Declaración única aduanera), donde deberás de revisar los montos declarados y las partidas arancelarias aplicadas, y si estos son correctos, podrás dar el visto bueno para que sea levantada y presentada ante SAT, firmando la misma por medio de su Representante Legal.

Posterior a esto deberás de llenar el formulario 8560 en DECLARAGUATE, introduciendo el número de DUCA, con el cual podrás ingresar a BANCASAT, donde podrás realizar el pago de los impuestos declarados, notificando posteriormente a tú agente, quién en un lapso no mayor a 4hrs deberá de proporcionar el selectivo aleatorio arrojado por sistema SAT.

Si el selectivo es VERDE, podrás retirar la carga en un tiempo no mayor a 24hrs o según lo indique tú agente de carga. Si el selectivo es ROJO, deberás de iniciar trámite ante vistas de aduana quienes podrán demorar de 48 a 72hrs (o más dependiendo cada caso), para determinar si los valores y cantidades de artículos fueron declarados de forma correcta, liberando la carga y notificando a tramitador que puede retirar la misma. Si el vista de SAT determina que los valores y cantidades de artículos no fueron declarados correctamente, solicitara un RI (requerimiento de información), notificando al tramitador por medio de cédula en la cual indicara las razones y documentos que deberán de presentarse para evacuar la misma.

Existen dos vías por las que el importador puede dirigirse ante un RI, siendo el primero la evacuación de la cédula de notificación en la cual el vista a cargo notificara a tramitador las acciones a tomar en un tiempo no mayor a 14 días hábiles desde la notificación, o bien el cliente podrá optar a solicitar el ajuste correspondiente mediante una carta membretada, firmada y sellada por el RL (representante legal) al vista a cargo de proceso, quién en un tiempo no mayor a 72hrs hábiles podrá determinar la liberación de la carga.

Se sugiere que los clientes utilicen siempre un agente que garantice los procesos adecuados y resguarde la buena práctica tributaria y jurídica de la razón social a quien representa.